Risotto de tomates

4 PORCIONES

Ingredientes

2 cebollas de verdeo

2 blancos de puerro

1 diente de ajo

3 cdas. de Aceite de Oliva Natura Intenso

250 gr. de arroz carnaroli

1 vaso de vino blanco

1 litro de caldo de verduras

20 gr. de tomates secos previamente hidratados

2 cdas. de Aceite Natura Blend

150 gr. de tomates cherrys

30 gr. de manteca

100 gr. de queso parmesano rallado

Pimienta negra molida a gusto

½ atado de albahaca con hojas algo secas

2 cdas. Aceite de Girasol Natura

75 gr. de queso brie

INFORMACIÓN NUTRICIONAL (POR PORCIÓN):

Energía760 kcal.
Proteínas21,6 g.
Hid. de carbono42,3 g.
Grasas32,5 g.
Fibra1,1 g.
Video: 
Embedded thumbnail for Risotto de tomates
4.2 / 5 (5 votos)

Preparación

Picar finamente las cebollas de verdeo, los blancos de puerro y el diente de ajo. Calentar el Aceite de Oliva Natura Intenso en una cacerola grande y añadir los vegetales picados. Dejar rehogar por unos minutos hasta que comiencen a transparentar, añadir el arroz y remover constantemente. Una vez que los granos se cristalicen, verter el vino blanco y dejar que se reduzca.

Agregar el caldo de verduras caliente, remover y dejar cocinar a fuego medio. De ser necesario ir añadiendo más caldo o agua caliente.

Mientras, calentar en una sartén el Aceite Natura Blend. Añadir los tomates cherrys enteros y saltear hasta que estén tiernos y dorados. Retirar y reservar.

Una vez que el líquido se haya consumido y el arroz esté listo, añadir los tomates secos hidratados cortados en trocitos y los tomates cherrys confitados. Mezclar e incorporar la manteca junto con el queso parmesano rallado. Condimentar con pimienta negra molida a gusto y retirar del fuego.

En una sartén pequeña, calentar el Aceite de Girasol Natura y cocinar allí las hojas de albahaca durante unos segundos hasta que se vuelvan traslúcidas. Retirar y colocar sobre papel absorbente.

Servir el risotto en cuatro platos y por último colocar sobre cada porción una feta de queso brie junto con algunas hojas de albahaca fritas.

Combinación ideal para hacer frente a los primeros fríos del otoño con un buen balance de nutrientes. Además aporta calcio y fósforo.